foto de Bàrbara Galmés Chicón.Alba Herrero de 4t d’ESO D guanyà el primer premi del 3r concurs de microrelats organitzat per set biblioteques municipals de Palma. El premi fou lliurat al casal Balaguer. Enhorabona Alba!

El tiempo siempre ha sido oro

Antes de todo, me gustaría que supierais quien soy. Posiblemente he vivido mucho más que todos vosotros, pues mi nombre es vida. Puedo habitar incluso en un barrio pequeño como Son Ferriol, que es desde donde he decidido contaros esto. Si eres de esas personas que no cree en el destino, ve a leer el diario. Si no, te invito a conocer el mío.

Vivo con el tiempo en mi contra y aunque intento solucionar mis problemas, el tiempo sé que es uno que convivirá conmigo siempre. No puedo decidir parar el tiempo, volver atrás a algún momento o avanzar, pero, si algún día me paro, el tiempo aún así sigue con su labor.

Siempre he querido poder alargar un momento, un sentimiento, un sueño, y aun siendo vida, vivo condicionada por el tiempo. Es un problema que lleva conmigo prácticamente desde que apareció mi existencia, tanto que se ha convertido en mi compañero, en mi amante, en mi pareja. Y no, no nos llevamos bien, vivimos en una crisis continua pero ya me he acostumbrado a él y por eso, intento que todas las personas donde habite sean más intensas que nunca, que arriesguen, que sueñen, que se sientan libres y que pierdan, pero que ganen al perder. Muchas veces, tengo miles de fantasmas más que deciden ponerme un final no merecido antes de que yo lo desee. Y esto es algo que, gracias al tiempo que sigue transcurriendo, puedo ir logrando combatir poco a poco.

Por eso, muchas veces lo amo intensamente. Porque he comprendido que sin él, no podría derrotarlos, que el que yo creía mi mayor problema me ha ayudado a  descubrir que los hay mayores y va ayudándome a acabar con ellos. Puede que no consiga todo lo que quiera, ni pueda atrasar ni avanzar las agujas del reloj, pero eso me ayuda a valorarme más.

Así que, queridas personas, pequeñas vidas, este es mi destino hoy, aconsejaros a vivir cada día como si fuese el último y recomendaros que no os dejéis atormentar. Aún no sé cómo  manipular al reloj pero si algún día descubro cómo, no os lo contaré. Sé que de ese modo, no viviríais como yo quiero que viváis porque trataríais más de jugar con el tiempo que de ayudarme a hacer ver que es un regalo, que es oro.

Alba Herrero Morales, 4º ESO D

Anuncis